Buscar
  • Kairos Educación

Los retos de la formación docente en tiempos de COVID-19

Actualizado: may 28

Por Carolina Cabrera


Muchas de las estrategias, métodos y planes de acción son orientadas al aprendizaje de los y las estudiantes y como estos adquieren una educación de calidad y equidad en una modalidad conocida por muchos pero explorada por pocos, que es la educación a distancia. Sin embargo, una de las aristas subyacentes y esenciales para llevar a cabo con éxito este propósito es la formación de los y las docentes, quienes son la primera línea en la Educación.


Hablemos de formación

La formación de los docentes en la mayoría de las ocasiones es impulsada por motivaciones personales e intereses propios de las disciplinas que ejercen los docentes.

En el caso de la experiencia COVID 19 en la que los docentes están obligados por las circunstancias a realizar sus clases de una forma alejada a la media de lo que normalmente realizan. Requiere un esfuerzo, dedicación y mayor manejo de las herramientas tecnológicas y alfabetización digital.

Es por ello que los y las docentes debe generar competencias nuevas o potenciar otras, para dar soporte a la nueva modalidad, mucho más demandante por la incertidumbre de no saber exactamente que está aprendiendo el estudiante al otro lado de la pantalla.

Normalmente el consiente colectivo del aprendizaje tanto para las familias y como para las comunidades escolares, es que el niño o la niña solo aprende (aparentemente) cuando está realizando algún deber y este puede ser observado, lo cual esta intrínseco en las concepciones coloquiales del aprendizaje.

Pero ¿qué se hace para que el docente a la vez de enseñar también aprenda a cómo hacerlo en esta nueva modalidad? ¿Se están generando los espacios para formación docentes dentro de esta crisis sanitaria?

Sabemos que muchos docentes son capaces de adaptarse de forma espontanea y veloz a las nuevas condiciones a las cuales son expuestos, lo cual habla de las habilidades desarrolladas del pensamiento flexible y habilidades sico-emocionales de los equipos docentes.

Sin embargo, no todos podrán subirse al tren en movimiento al mismo tiempo, ya que muchas veces la velocidad con la que se mueve es atemorizante, donde no se ha terminado de desarrollar una competencia digital cuando sale la nueva versión 3.0.

Donde el ceder para ganar se convierte en una herramienta primordial para los docentes ya que muchos de los adolescentes en etapa escolar, poseen más manejo operacional en las nuevas tecnologías y normalmente se desenvuelven con mayor soltura.

He aquí donde los equipos directivos tienen una función extremadamente importante, el de gestionar a sus equipos al logro con éxito hacia el reto de la educación a distancia, el acompañar, el asesorar, el enseñar si es necesario ya que no podemos asumir que el manejo de una plataforma digital por ejemplo sea “fácil para todos” ya que así como los niños aprenden los docentes también requieren hacerlo y con mucha más destreza.

Estamos consciente que el aprendizaje en estas circunstancias está siendo en la horizontalidad y los docentes han tenido que recurrir a quedarse más horas investigando y observando tutoriales o pidiendo a sus familias apoyo, ya sea con más tiempo o en tareas como armar juegos y /o vídeos para sus estudiantes.

Para ello es necesario y de utilidad poder entablar espacios de reflexión pedagógica en las comunidades con el fin de visualizar y armar planes de acción conforme a las necesidades. Pero no solo de los estudiantes sino que de la primera línea los docentes.


Cómo hacemos para que la modalidad sea eficiente

Todos conocemos que la era digital llego para quedarse, pero nadie imagino que sería en estas condiciones donde muchos tendrían que aprender a desenvolverse de forma eficaz y que más aun transcienda a esos niños y niñas que están del otro lados esperando aprender.

Uno de los retos más grandes que tiene los docentes es encontrar la metodología más adecuada a su contexto curso para poder transmitir las habilidades y conocimientos requeridos dentro del marco curricular del ministerio de Educación. Sabiendo que lo relevante es el bienestar emocional de todos y todas los estudiantes.

Se sabe que existen múltiples recurso digitales para utilizar, ahora el reto esta en que estos recursos sean utilizados a favor y no en contra del proceso de aprendizaje de los estudiantes.

Para aquello se hace necesario que el docente conozca al menos algún método de educación a distancia, también llamado diseño instruccional. Muchos dirán eso no lo hacemos, pero cada una de las clases y diseños utilizados en los colegios tiene inserto un esqueleto de estos diseños que estimulan el aprendizaje en línea.

El común de la clase en las aulas es inicio, desarrollo y cierre y dentro de estos momentos se aplican diferentes estrategias para estimular la concepción a nuevos conocimientos de los estudiantes.

Lo mismo se debe intencionar dentro de la modalidad telepresencial, generar y traspasar estos momentos que arman una clase. Desde el momento para realizar la activación de conocimientos previos, hacer la conexión entre lo que sabe el estudiante y lo que se le está enseñando, pasando por el momento de aplicar para terminar en el momento de cierre que corresponde a la retroalimentación y/o meta cognición.

Para todos los docentes es algo que esta de forma innata en el desarrollo de las clases, sin embargo ahora dentro de esta modalidad se requiere que sea de forma mucho más explícita para los estudiantes para guiar y facilitar el aprendizaje significativo y que la clase no solo quede en los entregables de cada docente.

“que la tecnología este al servicio del aprendizaje, estimulando deliberadamente el uso eficiente y eficaz en beneficio de todos los agentes involucrados en el proceso llámese familias, docentes y estudiantes”




235 vistas1 comentario
 
  • Facebook

©2020 por KAIROS EDUCACIÒN. Creada con Wix.com