Buscar
  • Kairos Educación

La mágica relación entre Ciencias y Arte en el proceso de aprendizaje de los más pequeños

Actualizado: sep 23

Por Viridiana Barbán Y Carolina Cabrera


Para Vea Vecci¹, autora del libro Arte y creatividad en Reggio Emilia “Una de las áreas de atención más importante de una maestra o maestro debe ser aprender a desarrollar vías de trabajo que no traicionen a los niños ni a sus distintos intereses y sentidos”


Hoy por hoy estamos viviendo una experiencia reveladora, diferente y desafiante en términos emocionales que consiste en educar a distancia a miles de niños de todas las edades y en especial a los más pequeños.

Los infantes tienen sus propios “códigos” para descubrir, interactuar y construir su conocimiento sobre lo que los rodea. Desbordan curiosidad, sensibilidad, empatía y sentido estético, que utilizan para ver el mundo de ricas y diversas formas.


Es maravilloso ver cómo los niños construyen sus propias hipótesis y teorías sobre sus descubrimientos, demostrando en ellas la presencia de la racionalidad y la imaginación en un íntimo enlace que deja entrever su enfoque empático y su especial sensibilidad para conectar y comprender las cosas.


Las recientes investigaciones de la neurociencia han demostrado que nuestras mentes y emociones están continuamente relacionadas entre si y con el aprendizaje. Es por eso que resulta de vital importancia que los educadores tengan en cuenta todo lo anterior para diseñar y realizar propuestas de aprendizajes complejos que permitan desarrollar conocimiento usando la estructura de diferentes lenguajes dispuestos para la relación de conocimientos y la comunicación de los mismos.


Las niñas y niños en edades tempranas siempre conjugan sus expresiones emocionales o artísticas con las científicas. Sin embargo, a menudo no consideramos este potencial para promover y estimular el uso de esta relación como base de las propuestas de aprendizaje.


“El aprendizaje de las aptitudes y capacidades transmitidas culturalmente —lectura, aritmética, ajedrez, música, plástica— no se limita a unos periodos críticos y se lleva a cabo mediante los mecanismos de la plasticidad cerebral dependiente de la experiencia, que actúan durante toda la vida” (Bruer, 2000, p. 216). Esto nos muestra que ambas áreas del conocimiento no deben y no están alejadas y por consecuencias deberían desarrollarse en las escuelas de forma conjunta.


Es por esto que el arte en sus diferentes expresiones está tomando relevancia en algunas comunidades educativas como elemento significativo para la construcción y expresión de conexiones y conocimientos.


Las artes son tan esenciales e importantes para las personas como las ciencias. El lenguaje artístico permite expresar lo que quizás con una fórmula no.


El sentido estético se alimenta de la empatía y una intensa relación con las cosas, desarrolla la capacidad de síntesis, la creatividad y la libertad de pensamiento y puede considerarse como un importante activador del aprendizaje.

Un viaje de las Ciencias al Arte y viceversa: Ejemplos de propuestas de aprendizaje multilenguaje

La racionalidad sin sensibilidad ni empatía, como la imaginación sin cognición ni racioanlidad, crean un conocimiento humano parcial e incompleto. (Vecci, 2018, P. 60)

Merece la pena aprovechar los principios antes mencionados y comenzar a diseñar puentes metodológicos que permitan a nuestros pequeños aprendices moverse con libertad entre los espacios y lenguajes de la Ciencia y el Arte para construir de forma autónoma aprendizajes significativos y procesos de pensamiento complejos.


Estos ejemplos de propuestas de aprendizaje sencillas y divertidas pueden servir como punto de partida.

1. Los geometricanimales

¿Qué animales podemos crear con estas figuras geométricas?

La idea principal de esta actividad es que los niños y niñas tengan la oportunidad de transferir sus conocimientos sobre las características que definen diferentes figuras geométricas y diversos tipos de animales a una situación-reto propuesta por la maestra.

En esta propuesta, los aprendices pondrán en práctica sus habilidades motrices, su imaginación, su sentido estético de y su capacidad de síntesis.


Los niños podrán utilizar las texturas, formas y colores que ellos decidan, pudiendo interpretar y modelar su propia concepción del mundo real a un mundo abstracto como la geometría.

También, en este caso particular, se trabajará el concepto de simetría que es muy común en la naturaleza y entorno de los niños.


Los niños deberán presentar su trabajo explicando qué tipo de figuras geométricas utilizaron y por qué, así como las características del animal escogido.


2. Un planeta Limpio y Sano

Uso de La metáfora

El arte, como los niños, hace mucho uso de la metáfora. Éste es un recurso muy potente y poco usado que facilita no solo la expresión de la capacidad de síntesis de niños y adultos, sino que también es una poderosa herramienta para evaluar conocimientos adquiridos y la comprensión de los mismos.

Motivar a los niños a crear metáforas los lleva a realizar operaciones mentales complejas que dan lugar a resultados inusuales e inesperados, y por lo general, sorprendentemente originales.


Mucho se habla sobre la metáfora verbal, pero hay muy poco uso de la metáfora no verbal, que utiliza otros lenguajes. Este es un recurso poco o no utilizado en la enseñanza de los más pequeños porque a menudo se cree que a estas edades es difícil conseguirlo. Sin embargo, los niños y niñas en esta etapa utilizan este recurso gran con frescura.


Esta propuesta de aprendizaje tiene como objetivo que los aprendices se inicien en el tema del cuidado ambiental y comprendan la importancia del reciclaje como actitud de valor ciudadano y social.


Se trabaja en dos escenarios de aprendizaje:

  • Clasificación de materiales que pueden y deben reciclarse y cómo debemos hacerlo.

  • Creación de una metáfora sobre la idea de cada niño y niña de un planeta limpio y sano.

Dentro del proceso de clasificación de materiales y su proceso de reciclaje, para apoyar a los más pequeñitos a recordar cómo deben reciclarse diferentes materiales, la maestra con la ayuda de los niños y apoyándose para ello con el uso de preguntas motivadoras, crea una canción que posteriormente los niños cantarán y dramatizarán en pequeños grupos (pudiendo ser modificada según necesidades de cada niño, agregando palabras o cambiándolas)

“Reciclar… reciclar, el planeta hay que cuidar”

papeles, cartones, son Azules como el Mar

reciclar… reciclar, el planeta hay que cuidar

pilas, baterías… Rojo peligroso,

vidrios botellas… en el Verde Estrella

plásticos…, al Amarillo Mostaza,

“reciclar… reciclar, el planeta hay que cuidar”

(…)


Una vez que los niños han interiorizado estos conceptos y dado muestra de su comprensión, la maestra propone que imaginen cómo sería un planeta que esté siempre limpio y sano y crear una metáfora (no verbal) para representarlo.


Nota: Esta actividad requiere que los niños y niñas hayan previamente aprendido qué es una metáfora y trabajado con el concepto más de una vez. Requiere igualmente la guía de la maestra o maestro en el proceso de pensamiento de la creación de una metáfora


Metáfora: “La tierra es un ventilador gigante que echa afuera lo sucio con sus grandes aspas”-Francisca, 4 años-


3. El arte que provoca indagación

¿Cómo puede el arte guiarnos hacia la indagación y la investigación?

Muchas son las propuestas que podemos hacer en nuestras aulas de parvulario donde se motiven a los niños a disfrutar, jugar, analizar lo que ven y de aquí a elaborar sus propias preguntas motivadoras de posterior investigación.


“Burbujas, burbujitas, burbujotas”

El arte de hacer burbujas simples o con estructuras más complejas, como por ejemplo un cubo, permite trabajar conceptos tales como la tensión superficial y cómo las moléculas se distribuyen buscando la menor área posible a través del fluido que es el jabón en este caso.

También es un escenario ideal para que los niños sientan curiosidad sobre cómo la luz y el movimiento afectan lo que ven.


Por ejemplo, al soplar la burbuja tan fuerte que la eleva o la rompe, dando evidencia de conceptos tales como la presión, gravedad, volumen, fuerza, movimiento, etc. o los diferentes colores que provoca la refracción de la luz en las burbujas formadas.

4. “Personajes de luz y sombras”

El teatro de sombras, o las propuestas que se realicen basadas en los mismos principios resultan muy llamativas para los más pequeños.


Resulta algo novedoso que los llena de curiosidad y admiración y motiva la adquisición de diferentes aprendizajes y el desarrollo de diferentes habilidades:

  • Aprenden qué es el teatro y el arte dramático: escenario, decoración, personajes, interpretación e historia.

  • Desarrollan habilidades comunicativas y plásticas. Aprenden a gesticular, a mover las manos para hacer figuras, mímica, expresión corporal y comunicación oral.

  • Desarrollan la creatividad y la imaginación.

  • Se pueden trabajar las emociones.

  • Motiva la curiosidad, la indagación y el aprendizaje a través de la experimentación, de conceptos físicos como luz, sombra, oscuridad, movimiento, tamaño y distancia.

5. “El impresionismo y la naturaleza: Un proyecto de color y vida”

Hoy en la educación a distancia va ganando más fuerza el uso de metodologías activas como el Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP) y las estrategias que estimulen el desarrollo por competencias o habilidades para la vida.

Los proyectos de aprendizaje son una vía idónea para involucrar a los pequeñines ( y a los no tanto) en un proceso de enseñanza aprendizaje profundo y auténtico.


Un cuadro de monet (de la serie Nenúfares) puede ser el punto de partida perfecto para involucrar a lo más pequeños en un mini proyecto lleno de “luz, colores y vida”.


Los niños comenzarán conociendo sobre el impresionismo, el uso de la luz, los colores, la técnica. Sobre el pintor, su vida y su obra, el cuadro en particular.


Una vez “empapados “de la información, los niños harán una inmersión en el

Arte: reproduciendo sus propios paisajes imaginarios en grandes trozos de papel/cartón imitando la técnica del puntillismo.

Ciencias Naturales: Partiendo de los intereses e inquietudes de los niños, se investigará sobre los nenúfares, los estanques y los animales que podrían habitar en ese paisaje acuático.


Finalmente, en pequeños grupos, los niños insertarán en sus “cuadros” diferentes animales (libélulas, ranas, etc) realizados con diferentes materiales y reflexionarán en asamblea sobre la relación que existe entre el arte y la naturaleza.

La expresión artística y la científica se encuentran directamente relacionadas, a pesar de que curricularmente aparezcan generalmente distantes. Ambas son esenciales y complementarias en el desarrollo integral de un niño.

El vínculo de aprendizajes interdisciplinares y multilenguajes camina mucho más lejos cuando se incorpora la dimensión visual, artística, plástica y estética haciendo que la comprensión del mundo y la construcción del conocimiento alcance interconexiones más amplias, fuertes e interesantes.


Los niños y niñas en edades tempranas necesitan expresar sus emociones y aprendizajes usando otros códigos y símbolos ya que el lenguaje oral aun no se desarrolla por completo. Por ello las artes son esenciales en esta comunicación intrínseca con su entorno y su propia representación de lo que observan e interpretan.

“El códice sobre el vuelo de las aves” de Da Vinci es un claro ejemplo de años de complicidad entre las artes y las ciencias”

1.Vecci, V. (2018). Arte y Creatividad en Reggio Emilia.Madrid: Ediciones Morata.


453 vistas
 
  • Facebook

©2020 por KAIROS EDUCACIÒN. Creada con Wix.com